Aurelio Pérez, una vida dedicada a la naturaleza

(1935 - 2 de Abril de 2008)

Aurelio Pérez nació en 1935, en un pueblecito de la provincia de Soria llamado Barriomartín. Hijo de labradores y ganaderos, se quedó huérfano de madre a la temprana edad de 4 años. Aurelio, tan solo acudió a la escuela entre los 5 y los 10 años, edad a la que se hizo pastor y responsable de 250 ovejas.

Ya desde pequeño mostraba afición por buscar los nidos de las aves en el pueblo, como era tradición entre los chavales de la época. Andaba tras las urracas para criar alguno de sus pollos en casa y le costaba encontrar los nidos de las tarabillas, pero llegó a fabricar nidos para las collalbas, con tan buen hacer y tanta fortuna que estas aves los ocupaban a la temporada siguiente.

Fue trashumante, y bajó las manadas de yeguas desde Barriomartín hasta Villanueva del Fresno, en la provincia de Badajoz. Allí bregó también con las ovejas y tuvo su primer contacto con los lobos, un encuentro que no fue precisamente agradable, puesto que tuvo que defender al ganado de quienes serían sus más fieles compañeros de rodaje en el futuro.

Aurelio trabajó durante su juventud en diversos oficios vinculados al campo y la albañilería, después marchó al servicio militar en Huesca y finalmente emigró a Barcelona, ciudad en la que desarrolló diferentes trabajos hasta que su tío Domingo le consiguió un puesto como administrativo en una empresa de Madrid.

Su tío Domingo, trabajaba en el aeropuerto madrileño de Barajas y fue quien introdujo a Félix Rodríguez de la Fuente para controlar, mediante halcones, a las aves silvestres que dificultaban el tráfico aéreo. También sería él, quien ligaría más tarde a su sobrino Aurelio con el mítico y popular Félix.

Desde entonces, Aurelio no dejó de vivir ligado a la naturaleza en sus múltiples facetas: fue halconero en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, realizó censos de fauna en varias provincias españolas e impartió numerosas conferencias vinculadas a la naturaleza por diferentes puntos de nuestra geografía.

Muchos de sus trabajos han tenido que ver con la televisión y los documentales. Coordinó a los naturalistas en la producción de TVE ‘El Hombre y la Tierra’ dirigida por Rodríguez de la Fuente entre 1974 y 1980.

Colaboraciones en el cine

Aurelio Pérez con un par de ginetas a las que convirtió en estrellas televisivas. Foto: Archivo Aurelio Pérez.

Trabajó como naturalista en distintas producciones cinematográficas y fue el responsable de adiestrar a la famosa grajilla conocida como “Milana Bonita” que aparecía junto al entrañable actor Paco Rabal en la película “Los santos inocentes”. Trabajó también para “La forja de un rebelde” y “Sombras de una batalla” películas dirigidas todas ellas por Mario Camus. En ésta última producción, tuvo la difícil misión de adiestrar a una bandada entera de grajillas.
Y en la película “Madregilda”, dirigida por Francisco Regueiro en 1993, convirtió en actriz a una chova piquirroja, de la que se quedaría prendado.

Aurelio trabajó como naturalista para las series de TVE de los años 80 “Silencio roto”, “La nave Tierra” y “Ciencia y vida”, dirigidas por el naturalista Joaquín Araujo. Más recientemente colaboró en las series televisivas “El Universo escondido”, “El paraíso encontrado” y “El reino salvaje” series producidas por la Compañía de Inventarios Naturales durante los últimos años.

También fue el director de los naturalistas de la serie “Osos y madroños”, producida por Ecofor en 1991, y colaboró en diversas producciones temáticas vinculadas a la naturaleza. Destacan, entre las más recientes, “El latido del bosque” y “Las montañas del lobo” dirigidas por el fotógrafo y cineasta Joaquín Gutiérrez Acha.

*(Extraído de la Revista Digital Fotonatura.org)

( Clica sobre la imagen para leer cómodamente )

viernes, 9 de diciembre de 2011

AURELIO PÉREZ: Naturalista y Maestro Cetrero

Si lo deseas, puedes dejar escritas tus impresiones,
opiniones o dedicatorias

en el apartado de comentarios o clicando sobre el ágil azor.
Muchas gracias.



4 comentarios:

  1. Logré captar al ágil azor con mi primer intento! He leído esta reseña sobre Aurelio Pérez y espero verlo en TVe. Aquí donde vivo, en Buenos Aires, pasan los documentales naturalistas los domingos por la tarde. Trato de no perderme ninguno. Soy gran admiradora de Félix Rodriguez de la Fuente. Hace mucho que no paso a visitarte, Al, gracias por esta nueva introducción! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No había leído el excelente artículo "Vuela alto, muy alto" de Valentín Guisande. ¡Qué vida dura la de Aurelio, pero cuán alto voló! Es extraordinario cómo ciertas personas adquieren sabiduría y empatía con el reino animal, les viene ya de nacimiento. Es un don especial. Tampoco sabía yo que los aeropuertos contratan halconeros para controlar las aves silvestres que ponen en peligro las turbinas de los aviones. ¿Todavía lo hacen? Puesto que no he oído hablar de eso en la Argentina. Cordiales saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pues bien, voy por mi tercer comentario. He vuelto para ver los videos, empezando por "El sueño de un maestro", del cual he aprendido, dentro de mis capacidades, claro, cómo se entrenan a los halcones. Me parece muy bien logrado, me gusta el modo en que habla el halcón, de lo que siente en cada paso de su entrenamiento, y el final triunfal! También escucho otra voz, al principio y al final, que pareciera ser la del mismo Rodríguez de la Fuente, por su excelente elocución, pero a mi humilde entendimiento está citando algún escrito antiguo, pues se captan pronunciaciones que no son modernas. Luego he visto un video más abajo, el de la izquierda, emocionante también. El que está a la derecha no me permite acceder. Hace mucho subí a mi blogspot el logo "Yo soy amigo del lobo"; también hay un video de Félix! Por si te interesa, Al, en mi última entrada figuran dos videos del poeta chileno Nicanor Parra, quien acaba de obtener el Premio Cervantes 2011, a sus 97 años! Si escuchas el segundo video, verás que Don Nicanor ahora afirma que no hay que ser ni capitalista ni socialista, sino ecologista! Me interesa tu opinión, si quieres dejar un comentario. Muchas gracias por estas horas educativas, son las 3 a.m. y debo retirarme!

    ResponderEliminar
  4. Woww, me ha puesto los vellos de punta leer y ver la historia de este hombre...
    Que descanse muy en paz.

    ResponderEliminar